La piedra del claro

Tras varios días andando por la nada más absoluta, el páramo más puro, Noel estaba cansado, hambriento y sediento.

Estaba tan cansado… Casi sin energía, con las delgadas piernas a punto de ceder y los sentidos embotados. Pero no podía parar o tal vez ya no pudiera volver a arrancar Sigue leyendo “La piedra del claro”

Anuncios

Tu forma de Amar

Tu cariño, tu paciencia, tus esfuerzos,  tu compañía. El contacto de la yema de los dedos de tu mano con la palma de la mía.

Tu voz justo antes de dormir. Tu pupila, sonriendo. Tu olor y su esencia.  Tu beso salado en un día soleado de verano. También tu ausencia                        .

Cada minuto que me has regalado queriéndome tanto, lo amo.

Amo tu forma de amarme y nunca voy a olvidarlo.