Es aún peor

Respiro, y se inundan mis pulmones,
mi corazón, en cambio, late sin fuerzas,
ya casi no escucho los tambores
que ordenan que la cadencia siga.

Me abandonan las emociones
mientras se cierran las puertas,
desconozco tantas cosas
que los miedos y las dudas me atosigan.

Quiero huir de esa mentira,
no es la muerte la que me persigue,
es aún peor: es mi propia vida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s