Como era tu dolor

Cuando menos me lo espero vas… ¡Y te acercas!
Y te veo acortando mi camino hacia nosotros.
Haces que, aún más si cabe, mi ilusión crezca
y recompones los pedazos de mis sueños rotos.

Cuando menos me lo espero das un paso
hacia nosotros, convirtiendo lo imposible
en realizable, el último ocaso
en amanecer y el futuro en increíble.

Por nosotros siempre hiciste lo mejor
y así lo has vuelto a hacer una vez más
enseñándome como era tu dolor
y abriéndome los ojos a la verdad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s