Un instante sin vacios

 

El aire nos lleva flotando
despacio y ligero con su suave brisa.
Yo te miro y tú me miras.
Y al mirarme tú me avisas
que me quieres como a nadie
y que a nadie mas precisas.
Yo te miro y tú me miras:
te devuelvo la sonrisa
y mis dedos se transforman,
al tocarte, en dos caricias.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s