Sobre tu piel

No necesito que te quedes para siempre. Los dos sabemos que siempre está sobrevalorado. Siempre no suele durar más que unos años, un verano, una noche. O el mismo tiempo que se tarda en decir siempre.

No necesito que te quedes para siempre. Pero ojalá lo hicieras. Aunque ese siempre solo durase un tiempo muy breve. Lo justo para pasear sintiendo que el tacto de tu mano me acelera. Para conocer tus detalles y tus manías sin llegar a odiarlas y sin que llegues a odiarme.

Ojalá me marchara u ojalá te marchases. Ojalá nos marchemos los dos sin mirar atrás antes que todo eso pase. O quédate, solo lo justo para poder escribir sobre tu piel y  sus lunares, sobre tus piernas y sus lugares,  sobre los recodos de tu carne y sobre como perderse entre sus calles. Sólo lo justo para calmar nuestra sed y liberar nuestros hombros. Solo lo justo para llenarnos de fuerza pero no tanto como para usarla contra nosotros.

Ojalá te quedaras; por un siempre muy breve, para echarte de menos cuando te recuerde.

antes-de-amanecer

Imagen del film Antes del amanecer (1995)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s