¿Quién soy?

Yo, solo soy yo.
Y así podría terminar esta entrada.

La verdad es que la vida es un viaje de auto-descubrimiento que nunca llega a completarse.

En él cuesta tanto encontrarse… aunque sea solo una pequeña parte. Pero que fácil es sin embargo, una vez que lo has hecho, volver a perderse de nuevo y andar dando palos de ciego.

Cada vez que te sucede algo, cada vez que descubres algo nuevo, cada vez que comprendes una idea, todo tu ser cambia, y ya no eres el mismo, aunque te sigas llamando igual. Y cada día que no te preguntas quién eres te vas quedando atrás con respecto a ti mismo.

El tiempo pasa tan deprisa, que en nuestro afán por seguir el frenético ritmo de la vida, solamente seguimos adelante, sin más. Nos olvidamos de parar, para pensar. Para pensarnos. Nos olvidamos de nuestro ser, y llega un momento en que ya no sabemos por dónde empezar a buscarnos.

No hay que dejar de vivir para perderse en los pensamientos de uno mismo, porque al fin y al cabo, el mundo esta ahí fuera. Pero igual que para movernos en coche es mejor si sabemos lo que es y como conducirlo, para movernos por la vida es mejor si sabemos algo sobre el ser que es cada uno  y para ello dedicar un rato cada día a preguntarnos, quienes somos, a hablarnos a nosotros mismos, o a cuestionarnos cualquier cosa sin más, no viene nada mal.

Pero bueno, volvemos otra vez a lo que estábamos ¿Quién soy yo entonces?

Pues resulta que yo, solo soy yo.

Otra vez la misma respuesta. Y no esperes más porque no lo hay. Soy un chico cualquiera, de una ciudad cualquiera, en la época que me ha tocado vivir. Nunca he sido un líder, ni el más listo, ni el gracioso. Y nunca seré rico poderoso ni tampoco famoso.

Yo, solo soy yo. Un chico cualquiera, y tranquilo, al que le gustan los días normales con la gente normal y con una vida que no es increíblemente emocionante, aunque no negaré que he vivido momentos muy intensos.

Tal vez un publicista leería incrédulo, borraría todo esto y escribiría cosas mucho más llamativas para vender mejor el producto, pero no quiero que los demás me traten como tal, así que no seré yo quien lo haga esforzándome en fingir ser quién no soy.

Esto es lo que soy yo, y soy feliz

Eso es lo que sé hasta ahora de mi, y aunque pueda parecer poca cosa para haber tardado 25 años en descubrirlo, estoy orgulloso de serlo, y de saberlo.

Seguiré intentando descubrirme

Como esa cesta que tanto cuesta llenar y que se vacía al momento”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s