Historia del Rey Transparente

Historia del Rey transparente es un libro de Rosa Montero que acabo de terminar de leer por segunda vez en mi vida.
Como sospechaba, tras el paso de los años y conociendo ya la trama, no ha dejado en mi tan buen sabor de boca como la primera vez que lo leí, pero aún así me sigue pareciendo un buen libro, del que pueden extraerse algunas buenas ideas y conceptos y del que se puede aprender a ver la vida de otro modo.

Querría extraer dos fragmentos del libro para compartirlos con vosotros.
El primero por hacer alusión directa a un tema sobre el que yo escribí una entrada no hace mucho y el segundo por la, para mi, asombrosa e inesperada veracidad de algo que, nunca había parado a plantearme y que me ha llamado mucho la atención.

El primero, como decía, es sobre un tema que ya escribí hace relativamente poco tiempo: el destino (al clickear en la palabra os lleva directamente a la entrada en cuestión), aquí os dejo el fragmento del libro:

“Cuando lo cierto es que, más allá de la muerte, no hay nada irremediable, salvo la propia cobardía. Los hombres suelen llamar destino a aquello que les sucede cuando pierden las fuerzas para luchar.”

El segundo es sobre un concepto que, como ya mencionaba antes, nunca me había parado a reflexionar:

” -¿Sigues escribiendo tu libro de palabras?
-Sí. ¿Por qué?
-Porque quería regalarte una palabra. La mejor de todas.
-¿Ah sí? ¿Cuál es?
-Compasión. Que, como sabes, es la capacidad de meterse en el pellejo del prójimo, y de sentir con el otro lo que él siente.
-Sí, me gusta. Pero ¿por qué dices que es la mejor?
-Porque es la única de las grandes palabras por la que no se hiere, no se tortura, no se apresa y no se mata… Antes al contrario, evita todo esto. Hay otras palabras muy bellas: amor, libertad, honor, justicia… Pero todas ellas, absolutamente todas, pueden ser manipuladas, pueden ser utilizadas como arma arrojadiza y causar víctimas. Por amor a su Dios encienden los cruzados las piras , y por aberrante amor matan los amantes celosos a sus amadas. Los nobles maltratan a sus siervos en nombre de su supuesto honor; la libertad de unos puede suponer prisión y muerte para otros y, en cuanto a la justicia, todos creen tenerla de su parte, incluso los tiranos más atroces. Sólo la compasión impide estos excesos; es una idea que no puede imponerse a sangre y fuego sobre los otros, porque te obliga a hacer justamente lo contrario, te obliga a acercarte a los demás, a sentirlos y entenderlos la compasión es el núcleo de lo mejor que somos…”

Bueno, creo que poco más queda ya que decir sobre la compasión después de este magnífico discurso que Rosa Montero nos ofrece a través de la siempre sabía Nyneve (uno de los personajes principales de su obra).
Solamente, quizás, transmitir mi deseo de que pudiésemos conseguir que el resto de las “grandes palabras”, algún día, solo pudiesen tener una interpretación, la pura de su esencia, la que no puede hacernos sentir miedo cuando otra persona la proclama ante nosotros, ni temor del otro cuando somos nosotros mismos los que la decimos nuestra.

Mientras tanto, no estaría mal tratar de ser un poco más compasivos que amantes, libres, honorables o justos.

Anuncios

2 Replies to “Historia del Rey Transparente”

  1. Si todo el mundo se plantease por un instante hacerte caso y tomar partido en la proposición que nos ofreces, posiblemente muchas cosas cambiarían y pensaríamos dos veces muchas reacciones, contestaciones y hechos antes de actuar deliberadamente y normalmente de forma demasiado emocional ante situaciones que creemos difíciles de manejar.

    Gracias por incitarme a pensar, por ser como eres y por escribir lo que escribes, que muchas veces son para mi los inicios de noches mirando a la luna desde la terraza ^^

    1. Gracias a ti por leer y permitir que lo que escribo haga reaccionar tus pensamientos, por permitirme influir minimamente en tu forma de afrontar la vida. Es una gran responsabilidad la verdad, espero poder estar a la altura y no equivocarme, aunque en esta ocasión la idea principal la aporta Rosa Montero y yo solo la interpreto brevemente.

      La verdad que desde tu terraza dan ganas de pasarte la noche entera mirando la luna, me encantaría tener una igual.

      =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s