Dímelo otra vez..

Ismael y Julián no saben que hacer, saben que ellas van a estar enfadadas y ellos les deben una explicación.
Se miran el uno al otro, Julián prefiere seguir hacia delante, pero Ismael decide acercarse y pedir disculpas. Termina consiguiendo una nueva cita. Esta vez no faltará.

Hoy todo aquello solo es un recuerdo para él, que se pregunta que diferencia hay entre acercarse o marchar sin más, si después de tanto tiempo eso solo es historia.

Pero en aquel entonces si hubo diferencia, pues afontar su culpa fue un pequeño trago que tuvo una gran recompensa.
Momentos de gloria le acompañaron en su entonces irrepetible presente, pero el tiempo no perdona, el tiempo es juez y verdugo y les separó.

Él dijo “No te he olvidado y nunca te olvidaré”, “Dímelo otra vez” recriminó ella tiempo después..

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s