No era solo un dato.

Era de noche, derrepente me dió por mirar la fecha después de mucho tiempo: era día 10.
Por más que lo desease no era solo un dato, no era solo un día más, era el día que marcaba que el paso del tiempo estaba matando algo muy dentro de mi.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s